El Rosedal

El “Rosedal de la Abuela Anita” es el núcleo del parque de la Estancia y como tal, el lugar preferido por muchos para la celebración de una ceremonia, para tender un gazebo y tomar el té con las amigas o simplemente para recorrerlo una y otra vez, aprendiendo los nombres de sus rosas favoritas y deleitándose con sus aromas y coloridos.

De mi abuela Anita justamente, heredé el amor por las rosas, amor apasionado que me ha llevado a la búsqueda de especies poco difundidas actualmente, colaborando en la preservación de muchos rosales de gran valor ornamental e histórico. El Proyecto “Preservación de Rosas Antiguas” ocupa un sector específico del parque y está destinado a este tipo de rosales que despiertan mi especial pasión y sed de conocimientos.

Más de 100 especies y de 500 ejemplares componen este jardín de rosas que crece año a año. Muchas de estas plantas son regalos de amigos que aportan así su granito de arena para aumentar esta colección; otras han  

sido producidas en la Estancia, producto de una cuidadosa selección de cultivares; y muchas  otras provienen de “alguna estaquita obtenida de algún rosal perdido”, salvado así del olvido.

Tenemos el agrado de recibir con frecuencia a grupos de jardinería, de aficionados de las rosas o de paisajistas, con quienes “té de por medio entre las rosas”, compartimos experiencias y conocimientos de su cultivo.

Festejar un cumpleaños con las amigas, tomando el té con delicias caseras elaboradas en la Estancia, inmersos en el aroma y color de las rosas, es una experiencia que recomendamos y que sin duda, hará de ese festejo una caricia para el alma.

Servicio de Té – Pastelería casera – Panes caseros – Waffles – Miel de la Estancia – Licuados y Jugos Naturales – Dulces artesanales

  • Te invitamos a vivir la experiencia Cangüé